Cómo crear un proyecto de inversión

Selecciona una opción de inversión apropiada para tu edad

Tu edad tendrá un impacto significativo en tu estrategia de inversión, generalmente hablando, entre más joven seas, más riesgo podrás tomar, eso, porque tendrás más tiempo para recuperarte de la recesión del mercado o la pérdida de valor de una inversión determinada. Así que si estás en tus 20’s podrás disponer más dinero en instrumentos financieros más agresivos (como las empresas nuevas de pequeña capitalización).

Si estás cerca del retiro, por ahí en tus 50’s dependiendo del país en donde vivas, podrías disponer de un portafolio con unos activos menos agresivos, como los renta fija y empresas con capital amplio

Comprende tu situación financiera actual

Se consciente de tu situación financiera actual, y cuánto dinero tienes disponible para invertir. Échale un ojo a la planeación financiera y determina cuanto dinero te queda para invertir, después de extraer tus gastos mensuales, y claro, después de tener una cuenta de emergencia que te permita sobrevivir por lo menos 6 meses.

Crea tu perfil de riesgo

Tu perfil de riesgo determina cuánto riesgo estás dispuesto a correr. Incluso si eres joven, quizá no estés dispuesto a correr mucho riesgo, al fin y al cabo, selecciona tus inversiones basado en el perfil de riesgo.

Hablando de manera general (muy general), las acciones son mucho más volátiles que las deudas.

Recuerda, siempre hay un riesgo que debe ser tomado, si tomas menos riesgo, tendrás menos posibilidades de hacer menos dinero. Los grandes inversionistas son altamente recompensados cuando toman grandes riesgos, pero así como hoy pueden hacer grandes cantidades de dinero, mañana pueden perderlas.

Pon metas para tus inversiones

¿Qué quieres hacer con el dinero que has hecho? ¿Quieres retirarte temprano? ¿Quieres comprar una gran casa? ¿Quieres comprar un barco, autos de lujo, etc..?

  • Como regla de oro, deberás diversificar tu portafolio sin importar cual sea tu meta (comprar una casa, guardar para la universidad de tus hijos, etc.). La idea es dejar que tu inversión crezca durante un periodo de tiempo largo, de esta forma tendrás suficiente dinero para pagar esa meta.
  • Si tu meta es muy agresiva, deberás poner más dinero en la inversión, en vez de optar por una inversión más arriesgada. De esta forma, podrás alcanzar tu meta más rápido antes que perder el dinero que has invertido

 

Establece una línea de tiempo para tus metas.

¿Qué tan temprano quieres lograr tus metas financieras? Esto determinará qué tipo de inversión deberás hacer.

Si estás interesado en obtener un gran ROI rápidamente, y estás preparado para correr el riesgo, entonces selecciona inversiones más agresivas que tengan el potencial de crecer rápidamente. Esto incluye acciones poco valorizadas, acciones de menos de un dólar y tierras que podrán aumentar en valor rápidamente.

Si en cambio estás interesado en construir riqueza lentamente, quizá quieras seleccionar inversiones con un ROI más bajo, como los fondos mutuos, CDTs, etc…

Determina el nivel de liquidez que quieres.

Un activo “líquido”, es aquel que se define como un activo que puede ser rápidamente convertido en dinero, de esa forma, tendrás acceso rápido al dinero en caso de una emergencia.

Las acciones y los fondos de inversión colectivos son muy líquidos, generalmente en par de días puedes tener tu dinero.

Las propiedades no son tan líquidas, generalmente toma semanas o meses convertir una propiedad en dinero.

Decide cómo quieres diversificar tu dinero

No querrás poner todos los huevos una sola canasta. Por ejemplo, cada mes puedes poner el 30% de tus inversiones en acciones, otro 30% en deudas (títulos valores) y el 40% restante en un fondo de inversión, o en tu cuenta de ahorros.

Asegurate de que tu proyecto de inversión, concuerde con tu perfil de riesgo.

Si poner el 90% de tu dinero en acciones cada mes, entonces prepárate para perder mucho dinero si el mercado entra en crisis. Este puede ser un riesgo que quieras tomar, pero por favor, asegurate de que es el caso.

Consultalo con una asesor financiero

Si no estás seguro cómo alinear tu plan de inversión, con tus metas financieras y tu perfil de riesgo, habla con un asesor financiero calificado para que te ayude.

Share This: