Cómo construir una cartera de inversión fácilmente

Muchas gente no invierten porque le parece demasiado complicado. Pero si quieres crear riqueza, invertir es ahora la forma más fácil de hacerlo, y de hecho cualquiera puede hacerlo. Aquí hay algunos pasos básicos para hacer una cartera de inversión simple, que te generará dinero mientras duermes.

Invertir es fácil, sólo configura la inversión y olvídala (en su mayoría)

Cuando la gente piensa en invertir, se imaginan eligiendo las acciones individualmente, siguiendo su desempeño día a día y constantemente comprando y vendiendo. Esto podrías dejárselo a las películas, y seguro, que podrías contratar a un asesor financiero que lo haga por ti, pero el hecho es que la mayoría de los asesores financieros no logran superar al mercado. Entonces, ¿por qué pagar a un asesor financiero un montón de dinero por algo que podrías hacer por tu cuenta? (Si estás tratando con una suma de dinero anormalmente grande, sin embargo, un buen asesor financiero puede ser un ayudante valioso).

Así, todo lo que necesitas hacer es elegir un par de fondos que traten de imitar el comportamiento del mercado, y, en su mayor parte, dejarlos ahí durante 20 o 30 años. Es muy simple, y es algo que todos pueden y deben hacer. De hecho, es una de las mejores maneras de construir riqueza sin esfuerzo en el largo plazo.

Muchos se refieren a este método como “comprar y mantener” o “poner y olvidar”, ya que requiere poco esfuerzo y no tienes analizar constantemente la cartera. Tendrás que analizarla una vez al año, pero se necesita un mínimo de esfuerzo, y casi que puedes olvidarlo. Lo que es perfecto para la persona común y corriente.

Paso Cero: Abrir una cuenta de inversión

Puedes abrir una cuenta de inversión desde tu banco para empezar a invertir a largo plazo, haz clic aquí para encontrar más información.

Paso Uno: Encuentra la asignación de activos correcta para tí

Hay más que solo acciones en el mercado, y una buena cartera suele incluir algunos tipos diferentes de inversiones. Por lo menos, quizá quieres una mezcla entre acciones y títulos valores en tu país de residencia o en el exterior.

Cuánto de cada uno depende de su edad, tolerancia al riesgo y metas de inversión. Una regla de oro para diversificar tus inversiones es:

110 – tu edad = % de tu portafolio en acciones

Así que si tienes 30, tendrías que poner el 80% de tu cartera de inversión en acciones (110 – 30 = 80) y el otro 20% en herramientas de menor riesgo. Si eres más conservativo, podrás bajar los valores de acciones al 70% y 30% respectivamente. Pero cómo te lo dijimos más arriba, es todo a tu gusto.

Así a medida que envejeces, deberías ajustar tu cartera de inversión. Si sigues las regla del 110, el gráfico pues, se vería algo así:

 

Paso Dos: Elige Algún Grupo De Índices

La mejor forma de iniciarte en las inversiones es escoger un par de fondos índices. Un fondo de índices es una colección de acciones o títulos valores que buscan analizar una parte específica del mercado. Son buenos, porque tienen cuotas particularmente bajas, eso junto al hecho de que quieren coincidir con el mercado, lo que quiere decir que traerán mejores ganancias a largo plazo.

Share This: