Cómo Comprar Bitcoins: ¿Vale la pena invertir en el ‘oro digital’?

Los bitcoins, son como monedas de oro estampadas con la letra B, parecen como la moneda de los aficionados a los videojuegos y los recién graduados de ciencias de la computación en vez de un medio de intercambio legítimo. Pero para aquellos que prestan atención al mercado, el Bitcoin está empezando a ser una herramienta financiera atractiva como inversión.

Hasta las fecha, los compradores apenas empiezan a contemplar el Bitcoin, en un reporte reciente del DCC, el 74% de los encuestados dijeron que probablemente no usarían el Bitcoin en el siguiente año. Aquellos que sí lo usan, tienden a ser jóvenes, entre 18 y 24 años.

Pero la falta de interés no ha detenido a los inversionistas de olfatear los Bitcoins. De hecho, de acuerdo a Coinbase (una billetera para bitcoins), el 80% de los usuarios están comprando y reteniendo Bitcoins como inversión, mientras que solo el 20% lo usan como una moneda cotidiana.

Como una inversión, los bitcoins han sido básicamente impredecible. Su valor ha fluctuado de forma increíble, desde menos de 1 centavo hasta los 1200 dólares en un par de años. Actualmente en los 779 dólares.

“Hoy, la gente que invierte en bitcoin, lo hacen de una manera especulativa. Esto es por cierto, alto riesgo, una inversión de un buen potencial”, dijo Michael Sonnenschein, director de ventas y desarrollo de negocios en Grayscale.

El valor verdadero del Bitcoin como inversión, probablemente recae en su tecnología, permitiendo a las múltiples partes ver, editar y validar las transacciones, así como una hoja de excel de Google Sheets compartida. Tests exitosos de bancos como Citigroup y JPMorgan Chase muestran que blockchain puede ser de hecho, menos costoso que las transacciones normales.

Para esos que quieran tomar el riesgo, la forma más directa de tomar el riesgo, es invertir en comprar Bitcoins usando Circle, Coinbase o Kraken. Realmente no es muy difícil entrar en el juego de los Bitcoins.

Share This:

Cómo crear un proyecto de inversión

Selecciona una opción de inversión apropiada para tu edad

Tu edad tendrá un impacto significativo en tu estrategia de inversión, generalmente hablando, entre más joven seas, más riesgo podrás tomar, eso, porque tendrás más tiempo para recuperarte de la recesión del mercado o la pérdida de valor de una inversión determinada. Así que si estás en tus 20’s podrás disponer más dinero en instrumentos financieros más agresivos (como las empresas nuevas de pequeña capitalización).

Si estás cerca del retiro, por ahí en tus 50’s dependiendo del país en donde vivas, podrías disponer de un portafolio con unos activos menos agresivos, como los renta fija y empresas con capital amplio

Comprende tu situación financiera actual

Se consciente de tu situación financiera actual, y cuánto dinero tienes disponible para invertir. Échale un ojo a la planeación financiera y determina cuanto dinero te queda para invertir, después de extraer tus gastos mensuales, y claro, después de tener una cuenta de emergencia que te permita sobrevivir por lo menos 6 meses.

Crea tu perfil de riesgo

Tu perfil de riesgo determina cuánto riesgo estás dispuesto a correr. Incluso si eres joven, quizá no estés dispuesto a correr mucho riesgo, al fin y al cabo, selecciona tus inversiones basado en el perfil de riesgo.

Hablando de manera general (muy general), las acciones son mucho más volátiles que las deudas.

Recuerda, siempre hay un riesgo que debe ser tomado, si tomas menos riesgo, tendrás menos posibilidades de hacer menos dinero. Los grandes inversionistas son altamente recompensados cuando toman grandes riesgos, pero así como hoy pueden hacer grandes cantidades de dinero, mañana pueden perderlas.

Pon metas para tus inversiones

¿Qué quieres hacer con el dinero que has hecho? ¿Quieres retirarte temprano? ¿Quieres comprar una gran casa? ¿Quieres comprar un barco, autos de lujo, etc..?

  • Como regla de oro, deberás diversificar tu portafolio sin importar cual sea tu meta (comprar una casa, guardar para la universidad de tus hijos, etc.). La idea es dejar que tu inversión crezca durante un periodo de tiempo largo, de esta forma tendrás suficiente dinero para pagar esa meta.
  • Si tu meta es muy agresiva, deberás poner más dinero en la inversión, en vez de optar por una inversión más arriesgada. De esta forma, podrás alcanzar tu meta más rápido antes que perder el dinero que has invertido

 

Establece una línea de tiempo para tus metas.

¿Qué tan temprano quieres lograr tus metas financieras? Esto determinará qué tipo de inversión deberás hacer.

Si estás interesado en obtener un gran ROI rápidamente, y estás preparado para correr el riesgo, entonces selecciona inversiones más agresivas que tengan el potencial de crecer rápidamente. Esto incluye acciones poco valorizadas, acciones de menos de un dólar y tierras que podrán aumentar en valor rápidamente.

Si en cambio estás interesado en construir riqueza lentamente, quizá quieras seleccionar inversiones con un ROI más bajo, como los fondos mutuos, CDTs, etc…

Determina el nivel de liquidez que quieres.

Un activo “líquido”, es aquel que se define como un activo que puede ser rápidamente convertido en dinero, de esa forma, tendrás acceso rápido al dinero en caso de una emergencia.

Las acciones y los fondos de inversión colectivos son muy líquidos, generalmente en par de días puedes tener tu dinero.

Las propiedades no son tan líquidas, generalmente toma semanas o meses convertir una propiedad en dinero.

Decide cómo quieres diversificar tu dinero

No querrás poner todos los huevos una sola canasta. Por ejemplo, cada mes puedes poner el 30% de tus inversiones en acciones, otro 30% en deudas (títulos valores) y el 40% restante en un fondo de inversión, o en tu cuenta de ahorros.

Asegurate de que tu proyecto de inversión, concuerde con tu perfil de riesgo.

Si poner el 90% de tu dinero en acciones cada mes, entonces prepárate para perder mucho dinero si el mercado entra en crisis. Este puede ser un riesgo que quieras tomar, pero por favor, asegurate de que es el caso.

Consultalo con una asesor financiero

Si no estás seguro cómo alinear tu plan de inversión, con tus metas financieras y tu perfil de riesgo, habla con un asesor financiero calificado para que te ayude.

Share This:

¿Qué es la inversión ética?

Bueno, la inversión ética depende de tus creencias personales. Esta es altamente subjetiva, porque cada inversionista tiene diferentes ideas acerca de lo que constituye un comportamiento ético.

Pero hablando de forma general, la inversión ética, es una forma de lucrarse en los mercados financieros ayudando a compañías que estén creando un cambio positivo en el mundo, o, en algunos casos que simplemente no están haciendo al mundo peor. Los inversionistas éticos pretenden que alcanzar sus metas financieras coincidan con sus valores. Sus decisiones financieras son usualmente parte de una estrategia que les permita encontrarse con sus valores, en cualquier campo de la inversión.

La inversión ética es aún un estilo de inversión, pero últimamente está tomando popularidad en el mundo de los mercados bursátiles.

De hecho, la inversión ética no es solo para individuos. Los inversionistas institucionales también practican la inversión ética, después de todo, muchas instituciones, como las universidades, son ampliamente respaldadas por donadores, y ellos quieren que su donación sea usada de forma justa.

Desde la perspectiva financiera, la inversión ética ha sido considerada históricamente como un estilo poco eficaz. Pero, lo que no es cierto, es que los fondos de inversión de responsabilidad social tengan un bajo rendimiento constante. Pero como es común en el mundo de la inversión, hay quienes ganan y quiénes pierden, hay que ponerse manos a la obra en campo de investigación cuando se refiere a encontrar cuáles serían buenas decisiones financieras a la hora de hablar de la inversión ética.

¿Y la inversión poco ética?

Por supuesto, la idea de que algunos inversionistas toman decisiones “éticas” no quiere decir que los individuos y las instituciones que no siguen la inversión éticas, sean inmediatamente poco éticos. Mucha gente no tiene el tiempo, o simplemente no se molestaría en preguntarse qué decisiones de inversión son éticas. De hecho, existe la posibilidad de que haya gente que esté tomando decisiones éticas sin darse cuenta.

Este tema sería un buen lugar para dejarte decidir por ejemplo, qué acciones rentables de empresas de energía estarían haciendo un bien al mundo en el 2017.

Share This: